martes, 2 de octubre de 2012

La leyenda de Genghis Khan

la historia de cómo un mongol analfabeto, llegó a convertirse en el líder de un imperio.
En su infancia, Genghis Khan, nacido bajo el nombre de Temuyín, vivía con una tribu de nómadas en la vasta estepa de Mongolia. Siendo un niño ya comenzó a demostrar su sangre fría, asesinando a su hermano mayor, de temperamento dominante, con una flecha. Sin embargo, demostró siempre un fuerte lazo afectivo que le unía a la figura de su padre, de este modo, cuando murió a manos de los tártaros, Temuyín inició la agitación de los pueblos nómadas, rebelión que se convertiría en una gran masacre, en la que los campesinos, liderados por el Príncipe Universal resultaron vencedores.
El rey de los nómadas

Durante sus incursiones, Genghis Khan comenzó a estrechar lazos con otros individuos jóvenes que se unieron a su causa. De entre estos compañeros de batalla cabe destacar a, Boghurtschi, un amigo que le respaldó durante sus años de pobreza, en los que el Khan vivía prácticamente en la indigencia y a Yamuja, un joven de sangre azul que poco después se convertiría en su "hermano de sangre". A través de Yamuja, Genghis Khan pudo alcanzar una posición elevada, lo que provocó los celos de su aliado, que más tarde se volvería en su contra. Pero quizá, fue Togrhul, el Khan de los keraitas, quien más seguidores le proporcionaría.


Una vez Genghis Khan alcanzó definitivamente el poder, los celos de Yamuja, le incitaron a reclamar el apoyo popular debido a su origen noble, sin embargo el efecto conseguido fue el opuesto, muchas tribus afines abandonaron a Yamuja para unirse a Genghis Khan.
El señor de todos los océanos

El factor detonante de la coronación de Genghis Khan fue su colaboración junto a los keraitas, al mando de Togril, en la batalla que el clan chino de los yurchen, emprendió contra los tártaros. Como agradecimiento, los chinos otorgaron títulos a ambos pueblos y a sus líderes. Lo que nuevamente provocó la envidia de Yamuja, su amigo de la infancia, que reunió a todas las tribus que se oponían al poder de Temuyín y su aliado, que más tarde también se pondría del lado de Yamuja. Tras la revuelta organizada fueron derrotados por Genghis Khan.


Dos generales de Yamuja le entregaron a Temuyín con el objetivo de conseguir el indulto, pero fueron decapitados por el Khan, por haber traicionado a su líder, ya que uno de sus valores fundamentales para él, era la lealtad. A Yamuja le perdonó por ser su hermano de sangre, pero éste prefirió una muerte digna y sin sangre, ya que solo podía haber un rey y ese era Genghis Khan. Temuyín dio a Yamuja la muerte digna que este reclamaba, rompiéndole la columna vertebral.
Coronación y expansión

En el año 1206, Genghis Khan es coronado como Príncipe de Todos los Océanos. En este momento es cuando todos los pueblos nómadas de la confederación pasan a llamarse, mongoles. También entonces, se promulgó la Yassa, decreto, mediante el cual fue creada la ley general de Genghis Khan, entre cuyas normas se encontraban algunas como la prohibición de guerrear, los lunes, martes y fiestas de guardar, bajo pena de muerte.

Después de ser coronado, ordenó liberar a todos los esclavos de origen mongol, reemplazándolos por otros de origen chino y persa y creó varias escuelas de medicina.

Construidos los cimientos del poder de Genghis Khan, comenzó la verdadera expansión, que tuvo su inicio, con la invasión de las mayores potencias que limitaban con Mongolia. Tal es así, que un estudio internacional reciente afirma que un 8% de la población que ocupa actualmente los territorios que Temuyín conquistó, comparte el cromosoma Y, lo que explica que podrían ser sus descendientes. Genghis Khan raptaba como botín a todas las mujeres que encontraba tras sus batallas y tuvo treinta y seis esposas oficiales, esta podría ser la causa de tan amplia descendencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada