jueves, 23 de mayo de 2013

El Emperador "caníbal" Bokassa

Jean-Bédel Bokassa, también conocido como Emperador Bokassa I (22 de febrero de 1921- 3 de noviembre de 1996).
Tuvo 17 esposas y más de 50 hijos. Murió víctima de un ataque cardiaco el 3 de noviembre de 1996.
Bokassa nació en Bobangi, Congo francés, en la actual República Centroafricana, por ese entonces parte del África Ecuatorial Francesa. Su padre era un líder tribal. Bokassa se unió a las Fuerzas Francesas Libres y terminó la Segunda Guerra Mundial como sargento mayor condecorado con la Legión de Honor y la Cruz de Guerra.

Gobernó la República Centroafricana desde 1966, primero en calidad de dictador militar. El 4 de diciembre de 1976 fue proclamado Emperador del Imperio Centroafricano.La ceremonia, copiada de la coronación de Napoleón I, cuesta más de 3.000 millones de las antiguas pesetas.



El Emperador justificó el establecimiento de la monarquía constitucional argumentando que al crear una monarquía ayudaría al país a "desmarcarse" del resto del continente y a obtener el respeto del mundo. Fue necesario invertir más de 20 millones de dólares en la coronación del soberano, a la que asistió el pueblo.
 Estuvo presente un representante especial de la Santa Sede, aunque no hubo presencia de las casas reinantes extranjeras en el evento. El Emperador contaba con el apoyo de sectores populares, que aún añoran su régimen. Muchos pensaron que Bokassa estaba loco, y se le comparó con el dictador africano, Idi Amin, por sus egocéntricas extravagancias.Como mandar la instalación de un baño de oro en su palacio y muchas otras. La prensa rumoreaba que ocasionalmente comía carne humana.



A pesar de la dictadura, Francia continuó apoyando a Bokassa. El presidente Valéry Giscard d'Estaing era amigo y fiel defensor del emperador, y suministró al régimen importante ayuda económica y militar. En respuesta, Bokassa llevaba frecuentemente a d'Estaing a excursiones de caza en África y proveía a Francia de uranio, mineral vital para el programa de armas nucleares francés. Con el tiempo, la prensa francesa se fue volviendo cada vez más crítica de la cercana relación entre d'Estaing y Bokassa, particularmente después de que se revelara que el emperador asiduamente daba diamantes como regalo al presidente. El monumento conmemorativo del régimen monárquico aún se conserva.

En enero de 1979 el apoyo francés a Bokassa disminuyó considerablemente después de que disturbios en la capital Bangui llevaran a una masacre de civiles por parte de las fuerzas armadas.

En la década de los 80, Jean-Bedel Bokassa, Emperador de África Central, fue derrocado. Después de trece años de dictadura fue acusado de genocidio y de canibalismo. Los testigos que entraron en su suntuoso palacio declararon haber encontrado en los congeladores cadáveres humanos a los que les faltarían algunos miembros.

Tras ser depuesto en 1979 acusó al presidente francés Giscard d'Estaing de aceptar unos valiosos diamantes como regalo.

El Emperador Bokassa escapó a Costa de Marfil, y posteriormente vivió exiliado en París.pero volvió de su exilio en Francia el 24 de octubre de 1986. Fue arrestado y juzgado por traición, asesinato, canibalismo y apropiación indebida de fondos estatales. Durante el juicio fueron levantados los cargos de canibalismo, que no pudieron ser demostrados. El tribunal republicano condenó al Emperador a muerte el 12 de junio de 1987. La sentencia fue conmutada a cadena perpetua en febrero de 1988, pero sería reducida posteriormente a veinte años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada