sábado, 14 de enero de 2012

Ivan el terrible..

                                          ..
Hoy vamos a hablar sobre un personaje que ha sido considerado por muchos como el artífice del estado ruso. Su nombre real era Iván IV Vasílievich, pero es conocido por todos nosotros como Iván el Terrible, ahora veremos por qué.
Su nacimiento trascurrió un 25 de agosto del año 1530, siendo nieto del Gran Duque Iván Vasílievich III. Pertenece así a un noble linaje. Por estas circunstancias, ya fue coronado Gran Príncipe de Moscú a los tres años, tras la muerte de su padre, momento en el que el reino es regentado por su madre, quien moriría envenenada cinco años después los clanes boyardos que luchaban también por el poder.
Con estos clanes mantendrá más disputas y conflictividades ya que intentarán humillarle en repetidas ocasiones lo que irá poco a poco agriando y ensombreciendo el carácter de este personaje, incluso llegando a ser recluido en el Kremlin. Este hecho generó en Iván un gran odio hacia los boyardos y tuvo como consecuencia las constantes persecuciones y matanzas que organizó contra estos clanes.
Ya con 13 años empezaron a respetarle y más tras la ira contenida por Iván, dejándola manifiesta cuando ordena a un sus hombres más leales capturar al príncipe Andréi Shúiski, a quien arroja a una jauría de perros.
Comenzó a destacar en el campo de la escritura con 16 años y fue un ávido lector de libros, además de ser un joven corpulento y musculoso. De hecho, su vida dio un giro respecto a los anteriores años y comenzó a estudiar retórica de la mano del obispo Macario, quien aseguraba que Iván procedía de un linaje que se remontaba a los primeros césares romanos, para ayudarle a conseguir el respeto como Zar.                       .Una de sus más grandes campañas militares fue la conquista de los kanatos tártaros, pasando a controlar la totalidad del curso del río Volga, finalizando así con una dominación que ya superaba los 300 años, añadiendo un territorio de un millón de kilómetros cuadrados a los dominios de Moscú, que Iván quería convertir en la sucesora de Constantinopla.
En Kazán no dejó a nadie de la ciudad con vida y colocó la primera piedra de la catedral y sustituyó la población musulmana por colonos rusos. La anexión de los kanatos del Volga cesó las invasiones ruinosas de la caballería tártara en regiones orientales de Rusia, dificultó la migración de las hordas agresivas nómadas de Asia a Europa y abrió las vías para la migración rusa a Siberia.
Tras esto, declaró la guerra a Livonia (en la actualidad, Estonia y Letonia), pues obstaculizó el comercio ruso con los países de Europa occidental, aislando a Rusia de las vías de mar comerciales. El objetivo de la guerra era conseguir una salida al Mar Báltico. Aquí se sucede uno de sus máximos méritos, destruyó por completo a la famosa Orden Teutónica.
En 1560 muere su esposa e Iván IV se vuelve un gobernante psicópata, fanático religioso y autoritario, además aumenta su odio hacia los boyardos a los que acusa de envenenar a su esposa. Debido a estas supuestas conspiraciones, la situación derivó en una brutal represalia con asesinatos en contra de los boyardos y sus aliados, comenzando en Rusia un período de terror y sangre.....El Zar expresó que abdicaría a favor de sus hijos pero fue todo un montaje pues se quedó a 100 km de Moscú, desde donde envió tres cartas en las que acusaba a las instituciones religiosas y administrativas de corrupción, traición y robo.
Éstas se leen en todas las plazas públicas, provocando enfado y una posterior sublevación del pueblo a favor de su Zar, con lo que, ante el temor de una guerra civil, Afanasio le pide a Iván que regrese, quien lo hace con más fuerza que nunca.
Cuando el príncipe Kurbski (el comandante del ejército occidental) le traiciona, crea los opríchnik, su guardia personal y policía estatal, a la cual dio un uso represivo y de acción militar. Los opríchnik fueron reclutados de la pequeña nobleza de regiones nororientales de Rusia, y ejecutaron a muchos boyardos y miembros del clero entre 1564 y 1572, e impidieron que se formara un régimen feudal en Rusia. La fuerza y arbitrariedad de los opríchnik contra los boyardos y el pueblo, causó miles de víctimas durante ocho años y es desde allí que comienza a conocérsele como Iván “El Terrible”.En esta locura final llegó a refugiarse en creencias paganas y brujeriles, aunque sumaría una nueva efeméride, la conquista de Siberia (1581-1583).
Al final, Iván IV murió la mañana del 18 de marzo de 1584, cuando se disponía a jugar una partida de ajedrez. Sus restos fueron enterrados en la catedral de San Miguel Arcángel. Le sucedió en el trono su hijo menor Fiódor I de Rusia, que destacó por dejarse manejar al demostrar falta de carácter y una escasa inteligencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada