viernes, 13 de enero de 2012

la batalla del Ebro..

En este caso se enfrentaban los bandos: el nacional que resultaría el vencedor y el bando republicano, el perdedor...La batalla en cuestión es recordada por ser la más grande en proporciones humanas y de material que se libró en toda la guerra. Veamos el contexto que condujo a su desencadenamiento. Para febrero de 1938 los republicanos habían abandonado Teruel y las tropas nacionales avanzaban victoriosas llegando hasta Castellón. En una penosa retirada, los republicanos retrocedieron hasta el margen izquierdo del río Ebro, ante el constante azote de los nacionales quienes  no daban ni un minuto de respiro. Sin embargo,  el general Vicente Rojo no da su brazo a torcer y crea un plan en el que busca distraer a sus enemigos mediante un ataque a Valencia para poder aliviar la presión.La batalla en cuestión es recordada por ser la más grande en proporciones humanas y de material que se libró en toda la guerra. Veamos el contexto que condujo a su desencadenamiento. Para febrero de 1938 los republicanos habían abandonado Teruel y las tropas nacionales avanzaban victoriosas llegando hasta Castellón. En una penosa retirada, los republicanos retrocedieron hasta el margen izquierdo del río Ebro, ante el constante azote de los nacionales quienes  no daban ni un minuto de respiro. Sin embargo,  el general Vicente Rojo no da su brazo a torcer y crea un plan en el que busca distraer a sus enemigos mediante un ataque a Valencia para poder aliviar la presión.La batalla en cuestión es recordada por ser la más grande en proporciones humanas y de material que se libró en toda la guerra. Veamos el contexto que condujo a su desencadenamiento. Para febrero de 1938 los republicanos habían abandonado Teruel y las tropas nacionales avanzaban victoriosas llegando hasta Castellón. En una penosa retirada, los republicanos retrocedieron hasta el margen izquierdo del río Ebro, ante el constante azote de los nacionales quienes  no daban ni un minuto de respiro. Sin embargo,  el general Vicente Rojo no da su brazo a torcer y crea un plan en el que busca distraer a sus enemigos mediante un ataque a Valencia para poder aliviar la presión...El plan era sencillo: se lanzaría una ofensiva ingente sobre los nacionales en el lado este del río Ebro, estamos hablando de alrededor de 60 kilómetros de frente entre Zaragoza y Tarragona. El Ebro era un río difícil de cruzar, por ello,  la operación era riesgosa desde el inicio. Los republicanos apostaron casi 100 mil hombres, con artillería y caballería incluida. Si bien se trataba de tropas experimentadas en su mayoría también había un gran número de jóvenes e inexpertos. Los del bando nacional reunieron unos 98 mil hombres .                        ..El 25 de julio del año 1938 empezó la ofensiva, poco después de la medianoche desplegada en tres frentes principales: entre Riba-roja, Flix y Asco. Con el fin de distraer de este punto a los nacionales se llevaron a cabo maniobras de distracción en el norte y el sur del frente, pero se dieron malos resultados y los republicanos retrocedieron con ingentes pérdidas luego de ser machacados por los nacionales. ..
Sin embargo,  la naturaleza, en este caso el río, hacían de por sí, muy difícil toda la operación  y el cruce de nuevas tropas así como de sus suministros se hace en extremo complicado. Pronto estos empiezan a escasear y el resentimiento de los republicanos que más éxito habían tenido en el frente comienza a hacerse evidente. Este problema se vio incrementado cuando la Legión Cóndor enemiga inicia una seria de devastadores ataques aéreos que acabaron con los aprovisionamientos, los republicanos no tuvieron más remedio que defenderse a duras penas con su artillería antiaérea, mientras sus soldados corrían el riesgo de quedar aislados. Dos días después la aviación republicana entra en escena, pero el daño ya estaba hecho. Nunca se supo el motivo exacto de tal retraso tan perjudicial para estos.......Los nacionales buscaron acabar con sus enemigos hasta del modo más cruel. Abrieron algunas represas que elevaron el río  que llegó  arrastrar sistemáticamente a soldados y material ocasionando un gran desastre.Mientras tanto,  los nacionales deciden que habían dado ya tiempo suficiente y van peleando una guerra de desgaste que desemboque en un ataque final. La contraofensiva era esperada y los republicanos a duras penas consiguen construir fortificaciones y alistarse para la ofensiva final. Cuando esta ofensiva da inicio  los nacionales atacan Pandols y se consigue repeler a los republicanos sobre Corbera,..
Todo el mes de agosto y el mes de septiembre, los nacionales consiguieron hacer retroceder lenta pero progresivamente todos los avances republicanos y para el 2 de octubre se ocupan la Sierra de Lavall de la Torre. El 31 hacen lo suyo con la sierra de Cavalls y los primeros días de noviembre con la de Pandols. Aquí la aviación de ambos bandos luchó desesperadamente, aunque al final la derrota republicana era inminente, si bien opuso heroica resistencia a los nacionales. Y así cayeron entre el 7 al 13 de noviembre Mora de Ebro, La Fatarella, entre otros lugares. Los republicanos intentaron desesperadamente replegarse de modo ordenado hacia el margen izquierdo desde donde habían partido pero fue algo casi imposible. Sufrieron amargas pérdidas. El 15 de noviembre, lenta y paulatinamente, se inicia el cruce del río, al día siguiente a las 4 de la madrugada los últimos republicanos abandonando el margen derecho del río Ebro, el enfrentamiento había resultado un fracaso para ellos. La batalla tiene final oficial cuando se ordena volar el puente de Flix.....Estaba claro que los republicanos eran los favoritos a perder la guerra,  y en efecto, eso sucedió poco después de cuatro meses. La batalla y acaso la guerra entera  había dejado ya un gusto amargo en millones de españoles,..En el Ebro las bajas fueron las siguientes: más 10 mil republicanos muertos, 34 mil de ellos fueron heridos y tuvieron casi 20 mil prisioneros, eso sin contar sus decenas de aviones derribados. Los nacionales a pesar de ser los agredidos contaron con casi 6500 muertos, muchos menos claro está, 30 mil heridos, y 5 mil prisioneros, así como 50 de sus aviones fueron derribados o simplemente destruidos. Los comunistas habían perdido otro campo de batalla, esta vez en España, con Francia, Alemania e Italia no se podía contar, tampoco con Inglaterra, la lista de países donde el comunismo podía expandirse disminuía para la URSS y los regímenes fascistas ya ponían en práctica la guerra del bombardeo masivo...Curiosamente, debido a esa labor genocida y criminal, que luego sería imitada por comunistas y aliados, eran los que más adherentes y simpatizantes tenían en la Europa de aquella época. ¿Qué era necesario para detener todo ese clima de sangre en España?, y, ¿cuál de los dos bandos ser haría con la victoria final? Nadie lo sabía aún, pero especialmente Alemania e Italia estaban obteniendo lo que querían: acabar con los comunistas y practicar para la guerra que se avecinaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada