domingo, 3 de marzo de 2013

cantar al Cid



Inquiero cual Ruy Díaz de Vivar,
tú tienes del valor la gallardía,
de la fe inquebrantable la osadía,
y el verbo emocionado del juglar.

Tu gesta ha comenzado a desterrar
de los pechos temor y cobardía,
y hay brotes de ilusión y de alegría
de una savia que empieza a despertar.

Pues fuiste fiel a juramentos
y no te contentaste con lamentos
de traiciones ajenas sorprendentes.

Pues eres en la España de cobardes,
sin miedo, sin jactancia y sin alardes,
primero de los últimos valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada