domingo, 3 de marzo de 2013

Herodes I el Grande

  Herodes en hebreo הוֹרְדוֹס Hordos, más conocido como Herodes el Grande en griego Μέγας ἡρῴδης o Herodes I Ascalón,73 a. C. – Jerusalén, 4 a. C., fue rey de Judea, Galilea, Samaria e Idumea desde el 40 a. C. hasta su muerte, en calidad de vasallo de Roma. Su figura es conocida en la tradición cristiana por instigar la llamada Matanza de los Inocentes.

Herodes El Grande fue un gran político, militar y constructor. Si bien su linaje era idumeo, pueblo descendiente de los antiguos edomitas, su pensamiento, educación y cosmogonía eran claramente griegas por lo cual podríamos calificarlo más como un rey extranjero que gobernó a Judea durante y a nombre del poder romano. Siempre tuvo este sino sobre él, pues el pueblo nunca lo consideró judío debido a su origen idumeo.

Así, fue nombrado en el año 47 a. C. procurador de Judea por Julio César. Herodes se ganó la confianza de los romanos, obteniendo su apoyo para derrocar a la estirpe judía de los asmoneos. En el año 40 a. C. consiguió de Marco Antonio, triunviro de Roma y poseedor de la parte oriental del Imperio romano, el título de rey de Judea.

Se casó en el 38 a. C. con Mariamna, hija de Alejandro, hijo a su vez de Aristóbulo II, de la estirpe de los asmoneos. Herodes era enemigo de la familia asmonea que había reinado hasta ese momento en Judea. En sus luchas para la conquista de Jerusalén, y con el apoyo romano en Siria, consiguió que en el año 37 a. C. fuera degollado Antígono II, hijo de Aristóbulo II. Eliminaba así al más directo aspirante a arrebatarle su título de rey.

Intentó mejorar sin éxito su imagen ante el pueblo judío. Realizó una política de mejoras, entre las que destacó la reconstrucción del Templo de Jerusalén, iniciada en el 22 a. C., o la fundación de la ciudad de Cesarea, una ciudad portuaria de carácter occidental construida en honor al dueño del Imperio tras la batalla de Accio, Cayo Julio César Octavio Augusto (Gaius Iulius Caesar Octavius Augustus). Fue un gobernante eficaz que impulsó el comercio y la economía de su pueblo. En época de hambruna (25 a. C.), se deshizo de gran parte de la riqueza de sus palacios para comprar trigo a Egipto.

Hizo ejecutar a toda la familia rival derrocada, incluyendo al abuelo Aristóbulo II y al hermano Aristóbulo III, sumo sacerdote ahogado en unos baños de Mariamna, su mujer. También a ella la mandó ejecutar en 29 a. C., y un año después a la madre de Mariamna. Asimismo eliminó a dos de sus propios hijos Aristóbulo y Alejandro, atendiendo a rumores de conspiración contra su persona, levantados por otro hijo, Antípater, a quien también ejecutó años más tarde por intentar envenenarle.

Herodes tuvo muchos hijos de sus diez esposas. Aunque designó sucesor a su hijo Arquelao, a su muerte, el emperador Augusto repartió el reino entre tres de sus hijos:
Herodes Arquelao: Etnarca de Judea, Samaria e Idumea.
Herodes Antipas: Tetrarca de Galilea y Perea.
Herodes Filipo: Tetrarca de Batanea, Gaulanítide, Traconítide y Auranítide.

Murió en Jerusalén hacia el 12 o 13 de marzo de 4 a. C. entre la Pascua y el eclipse de luna.

Herodes también fue constructor.
El Museo de Israel en Jerusalén inauguró el pasado 13 de febrero la primera exposición en el mundo sobre la vida y el legado de Herodes el Grande, una de las figuras más influyentes y controvertidas de la historia romana y judía antigua. La exposición ‘Herodes el Grande: la travesía final del rey’ estará abierta hasta el 5 de octubre y presenta aproximadamente 250 hallazgos arqueológicos de la tumba, recientemente descubierta, del rey en Herodión, así como de Jericó y otros sitios relacionados, para arrojar una nueva luz sobre el impacto político, arquitectónico y estético del reinado de Herodes, desde el 37 hasta el 4 a.C.

Entre los objetos, todos los cuales han pasado una restauración exhaustiva en el Museo de Israel para la presente muestra, se cuentan tres sarcófagos de la tumba de Herodes y frescos restaurados de Herodión, su cuarto de baño privado en el palacio en Cypros, elementos de piedra tallada nunca vistos antes del Monte del Templo y un recipiente imperial de mármol considerado como un obsequio de Augusto. Reconocido como “el mayor constructor de la historia humana”, el rey Herodes fue también demonizado debido a su incierto origen étnico y religioso, sus controvertidas alianzas políticas, la ejecución de su esposa y tres de sus hijos, y la asociación con el relato del Nuevo Testamento sobre la matanza de los Santos Inocentes en Belén.

La exposición busca ofrecer una comprensión mejor de esta figura del pasado a través de la arquitectura monumental que creó y el arte y los objetos con los que se rodeaba. Así, examina los proyectos de Herodes, sus complejas relaciones diplomáticas con los emperadores y la nobleza romana, y la dramática procesión funeraria desde Jericó hasta el mausoleo que construyó para sí mismo en Herodión. ‘Herodes el Grande: la travesía final del rey’ se organiza en torno a la ruta, cuidadosamente planificada, de la procesión funeraria de Herodes, desde la sala del trono en su palacio de invierno en Jericó, pasando por Jerusalén, hasta su tumba monumental en Herodión.

Los temas centrales de la exposición incluyen el impacto de Herodes sobre el paisaje arquitectónico de la Tierra de Israel, sus complejas relaciones con el Imperio Romano y su muerte y sepelio. 
 l Museo de Israel es la institución cultural más grande del Estado de Israel, y está considerado como uno de los museos de arte y arqueología líder en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada